Endodoncia

La endodoncia es la rama de la Odontología que trata la morfología, fisiología y patología de la pulpa dental –tejido blando bajo el esmalte y la dentina- y los tejidos alrededor de la raíz. La pulpa es la que da sensibilidad al diente y vitalidad a la dentina.

Endodoncia

La endodoncia es la rama de la Odontología que trata la morfología, fisiología y patología de la pulpa dental –tejido blando bajo el esmalte y la dentina- y los tejidos alrededor de la raíz. La pulpa es la que da sensibilidad al diente y vitalidad a la dentina.

Endodoncia

Los tratamientos de endodoncia, que se conocen popularmente como “matar el nervio”, son procedimientos que tratan el interior del diente. Eliminan la parte profunda del diente cuando está infectado y buscan preservar su salud. El objetivo de estos tratamientos es, por lo tanto, mantener unos dientes naturales, funcionales y cuidar el hueso y la encía que los rodea.

Es decir, la endodoncia se ocupa de prevenir las infecciones dentales, de su curación y de regenerar el mismo hueso perdido alrededor del diente a consecuencia de la patología dental. Cuando un diente presenta una infección y requiere tratamiento endodóntico, este está diseñado para eliminar las bacterias de los conductos del diente, prevenir su reinfección y salvar el diente natural.

Es decir, este tratamiento está recomendado cuando la pulpa dental se ha infectado y está dañada. Esto puede darse por la presencia de caries profundas, que provocan una desmineralización del tejido dental y una pérdida de parte de la estructura del diente. Con todo, la pulpa queda desprotegida. La pulpa dental puede estar dañada, también a consecuencia de fracturas en los dientes, traumatismos y otros procesos que afecten el diente.

La endodoncia es, además, un tratamiento perfecto para resolver un flemón, puesto que con esta intervención se elimina la pulpa enferma y se desinfectan los conductos del diente.

  • Dolor dental
  • Sensibilidad al frío
  • Sensibilidad al calor
  • Cambios de color del diente
  • Abultamiento de la encía (flemón)
  • Molestia en las encías

Estos tratamientos odontológicos son prácticamente indoloros y se pueden realizar en una sola sesión bajo anestésicos locales. Aunque, a veces, dependiendo de la dificultad técnica, es posible que se tengan que llevar a cabo en dos o más sesiones.

En primer lugar, después de un examen clínico y radiográfico del paciente, se le administra la anestesia para poder colocar un dique de goma que aísla el diente. Entonces es el momento de hacer una apertura en la corona del diente para acceder a los conductos donde se encuentra la pulpa.

Se desinfecta y limpia la pulpa dental y, después, se rellena con materiales biocompatibles. Con esto, se asegura la compatibilidad con el paciente y un sellado perfecto de estos conductos. Finalmente, se coloca una restauración, que puede ser temporal o definitiva, según la necesidad de cada paciente.

Las endodoncias se realizan para evitar tener que extraer un diente con problemas. Si no se llevan a cabo estos tratamientos, la pieza dental continúa con su degeneración y la infección dental cada vez será más grave, incluso derivando en la extracción del diente. En función de las piezas que se trabajan, existen varios tipos de endodoncia:
  • Endodoncia unirradicular: se hace en aquellas piezas dentales que solo cuentan con una raíz o conducto. Suelen ser los incisivos y los caninos.
  • Endodoncia birradicular: este procedimiento se lleva a cabo en dientes con dos conductas como los molares inferiores o los segundos premolares superiores.
  • Endodoncia multirradicular: es la que se hace en dientes con tres o más conductas como los molares superiores.

Además, aconseja ciertas pautas:

  • No masticar o morder con el diente que se tratado hasta que se haya hecho la restauración definitiva
  • No tardar demasiado tiempo en finalizar la restauración para evitar cualquier complicación
  • Acudir periódicamente al dentista para evitar problemas en el diente tratado
  • Mantener unos buenos hábitos de higiene bucal
  • Evita la extracción de un diente natural
  • Reestablece la funcionalidad del diente
  • Evita la halitosis
  • Elimina infecciones dentales
  • Evita el desplazamiento de piezas dentales
  • Es un tratamiento indoloro
  • Recupera la masticación sin molestias
  • Previene otros tratamientos dentales

Salud para tu sonrisa. ¡Mucha Salud!

Consulta los tratamientos que ponemos a tu alcance.

Ven a conocer nuestra clínica.
Llámanos al 93 217 22 99 o envíanos un mensaje a través de este formulario.

¿Quieres contactar con nosotros? Rellena el formulario.

    He leído y acepto las condiciones contenidas en la política de privacidad sobre el tratamiento de mis datos para gestionar mi consulta o petición.

    Clínica Dental Atlàntida

    C/Enric Granados, 90, 92 bajos
    08008 Barcelona
    Teléfono: 93 217 22 99