En este momento estás viendo 10 consejos que no debemos olvidar sobre un blanqueamiento de dientes

10 consejos que no debemos olvidar sobre un blanqueamiento de dientes

Todo lo que hay que saber del blanqueamiento de dientes

El blanqueamiento de dientes es un tratamiento de odontología estética que da a los dientes un color más blanco y brillante. En los últimos años, gracias a su eficacia, es uno de los servicios más solicitados en odontología.

Con el paso de los años, pero sobre todo a causa de una mala higiene oral y el consumo recurrente de ciertos productos, los dientes pueden verse alterado el color. Existen varios tipos de manchas dentales, como las endógenas, que son causadas por problemas en el esmalte, y las exógenas, que generalmente se producen por el contacto de los dientes con agentes pigmentadores como el café y el tabaco y otras tinciones como el vino y sustancias presentes en la dieta.

Para muchas personas, unos dientes oscuros pueden ser un problema social y les afecta la confianza y la autoestima. Para contrarrestar el color amarillento o marrón resultante, en los últimos años ha aumentado mucho la demanda de blanqueamiento de dientes, un procedimiento odontológico estético que devuelve el color natural a los dientes, aclarándolos y restituyendo un aspecto más joven y natural en la sonrisa .

El blanqueamiento de dientes es un tratamiento que se puede realizar cualquier persona. Eso sí, el Consejo de Dentistas de la Organización Colegial de Dentistas de España recuerda que es muy importante que los dentistas estén capacitados para manejar a los agentes blanqueadores. Es decir, que estén formados en estas técnicas y sigan un protocolo adecuado de diagnóstico, planificación del procedimiento y mantenimiento de los resultados.

En este sentido, es responsabilidad de estos profesionales explicar bien a los pacientes tanto las indicaciones como las contraindicaciones de las técnicas de blanqueamiento de dientes.

Los pasos previos a un blanqueamiento

Antes de empezar a blanquear los dientes, es necesario realizar una limpieza profesional de la boca. Después, el dentista debe establecer el color que tenían los dientes del paciente al principio y la causa del aspecto actual.

Con esta información, puede decidir qué tipo de blanqueamiento es el más adecuado para cada persona y los resultados que puede esperar. Generalmente, el blanqueamiento dental se hace por igual a todos los dientes. Puede haber casos en que alguna pieza esté más amarillenta y se focalice alguna sesión más para igualar el color.

Ventajas del blanqueamiento de dientes

  • Mejora la confianza del paciente
  • Da lugar a una sonrisa más blanca
  • Mejora la higiene bucodental
  • Ofrece resultados muy rápidos
  • Es un tratamiento indoloro

Riesgos del blanqueamiento de dientes

  • Aumento de la sensibilidad dental
  • Es necesario seguir muy bien las indicaciones del tratamiento para conseguir los mejores resultados.

Tipo de blanqueamiento de dientes

Hay varios tipos de blanqueamiento de dientes, pero todos se basan en el mismo principio: utilizar productos que se filtran a través del esmalte y aumentan el valor blanco del diente.

  1. Blanqueamiento de dientes en la consulta. Se lleva a cabo en la clínica odontológica, mediante la aplicación de un agente blanqueador activado por una fuente de luz.
  2. Blanqueamiento de dientes domiciliario. Se realiza en casa del paciente, bajo las indicaciones del dentista. Se prepara una férula a medida para que el paciente se aplique un poco de agente blanqueador y le deje actuar las horas que recomiende el profesional sanitario.

10 consejos que no podemos olvidar de un blanqueamiento de dientes

Según el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV), es importante incorporar ciertos hábitos antes, durante y después del blanqueamiento:

  1. Un blanqueamiento es un tratamiento odontológico, por tanto, siempre debe hacerlo un profesional y en un centro odontológico, donde se haga un seguimiento de todo el proceso.
  2. Será el profesional quien decida el tipo de tratamiento –en consulta, domiciliario…– y cuándo visitarlo para su control.
  3. Antes del blanqueamiento de dientes, un odontólogo debe realizar un diagnóstico previo para saber, por ejemplo, que el procedimiento no dañará tejidos blandos o encías.
  4. En la mayoría de casos, un blanqueamiento no causa dolor, pero es posible que el paciente note más sensibilidad a las bebidas frías. Suelen ser unas molestias pasajeras y el profesional puede aconsejar tratamientos o pastas dentífricas especiales para paliar la sensibilidad.
  5. El blanqueamiento de dientes no estropea el esmalte. Pero para garantizarlo, siempre es importante hacerlo siguiendo las instrucciones del dentista.
  6. Puede ser un gran riesgo para la salud comprar productos blanqueadores no autorizados o hacerse un blanqueamiento sin la supervisión de un profesional.
  7. Un diente blanquecido se volverá a oscurecer con el paso del tiempo. Para que el blanqueamiento dure cuanto más tiempo mejor, es importante tomar medidas de mantenimiento.
  8. Después de un blanqueamiento es relevante evitar los alimentos y bebidas que pueden hacer que el tratamiento se desvanezca y el color de los dientes varíe.
  9. El consumo de tabaco es un hábito nocivo que hay que abandonar, por salud y porque las personas fumadoras tienen más tendencia a que los dientes se les vuelvan a oscurecer.
  10. No hay pastas de dientes blanqueantes. Sólo pueden devolver la tonalidad original al diente, pero no la blanquearán y además son muy abrasivos para el esmalte y pueden hacer que aún se adhieran más las tinciones con el uso continuado. Además, los productos realmente blanqueadores sólo los puede dispensar el dentista.

Olga Rabassa
Responsable Clínica Dental Atlàntida

Deja una respuesta